miércoles, 27 de julio de 2011

CAPÍTULO 7: Salida a Hogsmeade

Capítulo 7: Salida a Hogsmeade :D


La semana pasó tan rápido como yo lo deseaba. Quería que llegara el momento de la primera prueba, quería dejar de preocuparme por lo que podría pasarme en ella, o a Harry, o a Cedric, y tenía la mínima esperanza de que Ron volviera a ser el de siempre. Ginny me evitaba siempre que podía, pero ya no me daba esas 'contestaciones' malhumoradas de antes, cada una de nosotras se dignaba a comportarse decente sin dirigirle a otra la palabra, aunque la extrañaba mucho y francamente esperaba que volviéramos a hablar como antes...
El castigo con Snape fue... Asqueroso. Nos mandó, o mejor dicho, me mandó a desmembrar y matar ratas para que Harry y Ron clasificaran si los órganos estaban buenos o podridos. También lo quiero profesor Snape ¬¬. Esperaba poder hacer algo importante para que volvieran a ser amigos pero ya que el castigo coincidió el día después de la entrevista, Ron se negó rotundamente a hablar con Harry y este siguió su ejemplo. De hecho...
- Bueno, este es un castigo mejor de lo que me esperaba -dije con toda franqueza- Estuve a punto de caerle a puños a Snape, podría haberme expulsado de no ser porque cumplo una importante misión para Dumbledore. Aunque ahora que Voldemort está débil y moribundo en cualquier parte del mundo no hago nada, es más, hasta la marca se está borrando de mi brazo... ¿Que piensan ustedes?
Nadie respondió.
- ¿Te ha dolido la cicatriz últimamente Harry? -pregunté-.
- No -respondió cortante-.
Ron soltó una risita sarcástica. Harry lo fulminó con la mirada y lo mismo hizo él. Continuaron así por unos minutos cuando volví a hablar.
- ¿Cómo está tu hermana? -le pregunté sin rodeos a Ron-.
- No lo sé -contestó este- No nos vemos mucho. ¿Ya no te llevas con ella?
- No, al igual que otros dos que yo conozco... -dije mirando a Ron primero y luego a Harry. Después sonreí-.
Ambos se lanzaron miradas asesinas y siguieron con sus respectivos montones de cerebros.
- Ah, se me olvidaba -exclamó Ron después de un rato- ¿Cómo les fue en su entrevista? -preguntó con un dejo de amargura y celos en su voz-.
- Mal -me apresuré a responder- Ni siquiera fue una gran entrevista. Solo nos tomaron un par de fotos y verificaron que nuestras varitas no tuvieran ningún daño.
- Ah, ¿No? -dijo mirando a Harry sin disimular- Bueno, yo leí cierto artículo--
- No me digas que te crees la mierda que escribió Rita Skeeter para El Profeta -lo regañé como usualmente haría Hermione- ¿O si?
Ron solo se encogió de hombros.
- Claro, así que si El Profeta dijera que soy una loca asesina peligrosa suelta,¿Le creerías? Ya ha mentido antes, con Sirius, ¿Recuerdas? Vamos, comparado con ese artículo, hasta el Quisquilloso tiene más sentido...
El pelirrojo se volvió a encoger de hombros y ambos siguieron clasificando si los cerebros estaban podridos o buenos. No sabía de que rayos hablar, no tenía muchos temas de conversación en ese entonces que no implicaran el Torneo o a Ginny, y mucho menos la entrevista. Yo también seguí matando a estas alimañas y tirando los cerebros cerca de los chicos. Al terminar, yo fui a la torre de Ravenclaw y Ron subió por la escalera de piedra hasta la torre de Gryffindor. Harry, mientras tanto, tomó otro camino.  
Hermione y yo estabamos furiosas con Harry y con Ron: Se estaban portando como verdaderos idiotas al no querer hablarse, pero Hermione, al igual que Harry, terminaban comparándome con Ginny haciendo que evitaramos el tema. Ya no había nadie que pudiera separarme de Gaby ni a ella de mí. Era la única que enserio parecía entender como estaba y lo preocupada que me tenía la primera prueba. También sabía como me sentía con respecto a Ginny por mucho que se lo negara y sobre como quería que pasara de rápido la semana...
- ¡Violet, mira! -exclamó- ¡Este sábado podremos ir a Hogsmeade!
- Genial -dije- ¿Vamos juntas?
- Claro... -dijo pensativa- Aunque también tengo que ir con Fred y George a la Tres Escobas para tomar algo... Siempre vamos allí
- Perfecto, así yo podré estar con Harry y Hermione unos minutos.
En efecto, al llegar el sábado fuimos a Hogsmeade. Gaby y yo pasamos el día entre Honeydukes (que se quedaron 'mágicamente' sin ranas de chocolate), Zonko's (en donde tuve que convencerla de pagar ¬¬) y por las demás tiendas.    Al llegar el momento de ir a las Tres Escobas se suponía que buscaría a Harry y Hermione, pero al no encontrarlos, decidí acompañar a Gaby y tomarme algo también. Al entrar, ella vio a Fred y a George sentados en una de las últimas mesas junto con Lee Jordan y Ron. Por mi parte, yo vi a Hermione hablando sola. 'No puedo creer que se haya dignado a venir bajo la capa de invisibilidad ¬¬' pensé. Me alejé de Gaby señalando a Hermione como excusa. 
- ¡Hola! -dije al alcanzarla- ¿Me puedo sentar contigo? -pregunté señalando una silla- Claro si esta no está ocupada por Harry ¬¬ -dije en tono de reproche- ¡¿Cómo es que prefieres salir así?!
- No quiere que Ron sepa que está aquí -dijo Hermione con el mismo tono recriminatorio que estaba empleando-.
- ¿Qué esperaban? -protestó bajo la capa-.
- Que tuvieras el suficiente valor para dar la cara -contesté sentándome a su lado- Ah, si. Yo quisiera una cerveza de mantequilla -le dije a Rosmerta que pasaba por nuestro lado-.
- Tres -dijo Hermione-.
- Ok -dijo y se fue con una sonrisa-.
- Menos mal que viniste Violet -dijo Hermione- no quería parecer una tonta hablando sola, así que me traje algo que hacer... -dijo sacando su libreta del P.E.D.D.O-.
A mí nunca me interesó realmente esto de la P.E.D.D.O, pero, al igual que Harry y Ron, me inscribí para que Hermione cerrara la boca. Al abrirla, pude ver nuestros nombres encabezando la lista y sentí algo de nostalgia por ese día. Apenas me había hecho su amiga cuando Hermione me pidió que colaborara con su fundación. Pude saber lo que sentía Harry al ver su nombre junto al de Ron.
- No te preocupes -dije tratando de ubicar su cara- Pronto todo será como antes...
- Y lo sería aún más pronto si le hablaras... -continuó Hermione-.
- No -se opuso Harry-.
- Pero...--
- No.
Me encogí de hombros; no podía hacer nada si el no quería. Rosmerta llegó con las bebidas que se fueron tan rápido como vinieron.
- Vamos Harry, quítate la capa por lo menos un minuto -insistí-.
- ¿Para qué? -preguntó él- ¿Para que se burlen de mí? ¿Para que me humillen? ¿O para que me restreguen sus brillantes insigneas (de apoya a Cedric Diggory) en la cara?
- No. Solo quería ver tu cara -dije cortante- No se donde estás y me pone incómoda. ¡Y yo estoy aquí dando la cara!
Tras un suspiro, Harry salió de su 'escondite'. Con una sonrisa de satisfacción por parte mía y de Hermione, nos pusimos a hablar.
- ¿Saben? -preguntó ella- No se, a lo mejor tendría que intentar afiliar a la P.E.D.D.O. a gente del pueblo...
- Como digas -respondí pasando un dedo por el borde del vaso donde minutos atrás estaba mi cerveza de mantequilla mientras que mi otra mano sostenía el peso de mi cabeza- ¿Cuando te vas a hartar de esto? -pregunté levantando mi cabeza y haciendo que Harry asintiera con la suya-.
- ¡Cuando los elfos (vaya, que largo su maldito discurso ¬¬ me distraje otra vez con mi vaso y volví a apoyar mi cabeza en mi otra mano... Pedí con señas a Rosmerta otra cerveza de mantequilla. Después volteé a ver a Gaby disimuladamente. Pude ver como Ron miraba a Harry con una mezcla de recelo y nostalgia en sus ojos. Después miré a Harry, que veía como Cho y los de quinto año de Ravenclaw hablaban y reían alegremente. ¿Cómo es que todavia no ha terminado el discurso?) ¡Aparte! ¡Todos deberían tratar mejor a los--
- ¡Hermione! -exclamé- ¡El punto está más que claro! ¿No ibas a afiliar a los del pueblo? ¡Estoy segura de que no se lo has pedido a Gaby! -dije señalandola- ¡¿Por que no vas y se lo pides?!
- ¿Straktich? -preguntó con el ceño fruncido- ¡A ella no pienso pedírselo! 
- ¿Por que? -pregunté algo extrañada, Hermione estaba enserio obsesionada con su peddo y era raro que dejara pasar una oportunidad- ¿No se lo vas a preguntar porque no le gusta cumplir las normas?
- Es que ella pasa el límite -replicó con brusquedad- Además, creo que debería empezar a tomar acciones más directas, ¿Saben como entrar en las cocinas del colegio?
Habría respondido 'Sí' de no ser porque estaba lo suficiente cansada del tema de los elfos domésticos. Que los Malfoy trataran a Dobby como una mierda no significa que todos los traten así, ¿No? Mis padres nunca trataron así a Wilbur cuando era pequeña y yo tampoco. Pero bueno, si Hermione no quiere ver más allá de su nariz, no es mi problema. Solo me encogí de hombros para dar paso a un nuevo tema. Harry se apresuró antes de que lo cambiara y dijo que tal vez (y era más que obvio) Fred y George sabrían como. Le dije que Gaby también sabría algo y la incité a que se fuera a preguntar. Ella se fue dejándonos solos. Harry seguía mirando a Cho con la misma expresión y luego volteaba la cabeza a ver si alguien le señalaba o se había fijado en él y volvía a hacer lo mismo.
- ¿Sabes? -pregunté captando su atención- Le gustas -dije y ante su extraña mirada seguí- Ella comparte cuarto conmigo y con Gi... Y con Luna (Vaya que imbécil, él no conoce a Luna -.-''). Siempre habla de tí -mentí- Bueno, no exactamente siempre, pero estoy segura de que le gustas... ¿Por que no la invitas a salir?
Harry se puso rojo ante tal comentario, había vigilado tanto para que no lo molestaran que no se había dado cuenta de que yo lo hacía. Se metió bajo la capa otra vez y murmuró algo inaudible como respuesta. Me encogí de hombros mientras bebía la otra cerveza de mantequilla que acababa de llegar para restarle importancia. Hermione llegó poco después de terminar la cerveza, estaba muy buena y estaba tentada a pedir otra, pero supuse que no querría terminar de borracha en plena salida a Hogsmeade así que seguí hablando con Hermione y con Harry, que estaba debajo de la capa.
- ¡Miren, es Hagrid! -exclamó Hermione-.
Era cierto, era imposible para él pasar desapercibido por su tamaño y su cabeza, que siempre sobresalía de la multitud. Estaba inclinado hablando con... ¿Ese era Moody? Decidimos seguir conversando hasta que ambos se nos acercaron.
- ¿Que hay, chicas? -preguntó Hagrid-.
- Hola -respondió Hermione sonriendo-.
- Todo bien, Hagrid, ¿Que hay de ti? -contesté-.
- Estupendo -contestó con una sonrisa-.
Ojoloco se había acercado cojeando a la mesa y se había inclinado para 'leer' el cuaderno de la P.E.D.D.O.
- Bonita capa, Potter.
- ¿Su ojo es capaz de... quiero decir, es usted capaz de...? -preguntó sorprendido-.
- Sí, mi ojo es capaz de ver a través de capas invisibles -contestó en voz baja- Es una cualidad que me ha sido muy útil en varias ocasiones, te lo aseguro.
- Violet -dijo Hagrid acercándose al cuaderno de la P.E.D.D.O. y haciendo como que leía también- ¿Cómo te está yendo con esto de la primera prueba? -preguntó poniendo más evidente que quería que Harry también contestara-.
- Bueno, ya es en tres días y no sé de que trata -dije en voz alta para que Hagrid pudiera oír la respuesta de Harry sin que nadie más lo hiciera- Pero aparte de eso, me va bien.
- Ah, ah, sí, me alegro -dijo después de susurrarle algo a Harry- Bueno chicas, me alegro de verlas, saluda a Ron de mi parte Hermione -dijo, guiñó un ojo hacia donde se supone que estaría Harry y se fue seguido de Ojoloco-.
- ¿Para que querrá que vaya a verlo esta noche? -preguntó Harry muy sorprendido-.
- ¿Eso te ha dicho? -preguntó Hermione extrañada- Me pregunto que se trae entre manos... No se si debas ir Harry -dijo algo nerviosa y miró a su alrededor- Podrías llegar tarde a tu cita con Sirius.
- ¿Sirius? -pregunté en voz baja pero algo enojada- ¡Mierda, Harry! ¡Veo que me mantienes muy bien informada! -repliqué algo indignada-.
Al terminar la visita a Hogsmeade y volver al castillo, Harry se puso la capa y se fue a ver a Hagrid. Yo estaba en mi sala común sentada en una butaca que compartía con Duncan junto al fuego.
- A ver... Todos los odian... -comenzó él---
- Excregutos de cola explosiva
- Bueno, estaba muy fácil... Ahora tu.
- Bueno... Tienen alas, es mitad pájaro y son muy orgullosos...
- ¿Hipogrifos? -preguntó él-.
- Precisamente, ahora tú.
- Estem... -pensó- Ah, si. Tienen patas muy peludas y... No creo que te agrade besar a una de ellas.
- ¿Es Davies? -pregunté. Ambos reímos- No, enserio, ¿Es Davies?
- ¡No! -dijo como pudo entre risas- No es Davies, es una araña.
- ¡Ah! -exclamé- Oye... Te dejé ganar.
- ¡Eso es lo que crees! -exclamó-.
Empezamos a reír sin razón alguna cuando el paró algo preocupado.
- ¿Sabes algo de la primera prueba? -preguntó-.
- No -negué con la cabeza al mismo tiempo que me encogía de hombros para restarle importancia- Es para medir nuestro valor, así que lógicamente no pueden decirnos de que trata.
Sus ojos se mostraron más preocupados. Antes de poder hacer nada me vi envuelta en sus brazos con tal fuerza al punto de dejarme sin aire.
- Prométeme que estarás bien -dijo casi en un susurro-.
- Duncan -dije algo triste- Eso es algo que no puedo prometerte...
Al oír esto me abrazó más fuerte. Le devolví el abrazo, nunca pensé que le afectaría tanto.
- No te pongas triste -dije parando el abrazo para que me mirara a la cara- No puedo prometerte nada porque no se como va a resultar todo esto... Pero lo que puedo... decirte -no pude prometer nada que no sabía, por más que quisiera decir que iba a salir de esta- ...es que voy a salir de esta ¿Si? Y necesitaré que estés allí para mí, pero con una sonrisa en tu rostro, como la de siempre ¿Si? -dije tratando de que sonriera, pero no lo logré- Duncan... -dije agarrando sus cachetes- Duuuuuncaaaaan -dije estirándolos para que sonriera- Mejor ^^
Cuando solté sus cachetes su sonrisa desapareció. Me puse algo triste al saber que el ánimo de mi amigo no mejoraría, pero la verdad, aunque no pensé que le habría afectado tanto, era alg lógico por ser uno de mis mejores amigos...
- Pensé que confiabas más en mis habilidades -dije fingiendo enojo- ¿Ahora crees que soy una debilucha y no me sé defender? -dije aún más enojada-.
- No, eso no, no es eso... Es que... ¿Estás molesta? -preguntó algo confundido-.
Me reí.
- No, no estoy molesta -dije en un tono más amable- Es una táctica que me enseñó Gaby para... Persuadir -dije aplicando el mismo tono que ella usa-.
Duncan esbozó media sonrisa
- Tu no te preocupes, que sé que voy a salir de esta vivita y coleando, ¡Y con la máxima puntuación! Ya verás, ni Viktor, ni Cedric podrán conmigo... Y Fleur... Bueno, es Fleur, no tengo por qué preocuparme por esa rubia de medio-cerebro, y no pienso mostrar signos de debilidad contra Ha... ¿Duncan, me estás oyendo?
- Ehhhh... Sí. Esto...
- ¿A quién miras? -dije apoyándome en su brazo para pararme y ver a quien estaba mirando- ¡Hey! ¡Brad! ¡Jeremy! ¡Vengan aquí!
Saludé con la mano a dos de lo jugadores del equipo de Ravenclaw. Brad parecía muy entretenido haciéndole señas a Duncan y cuando notaron que los saludaba Jeremy se dio un golpe en la cabeza con la mano y golpeó a Brad en el brazo. Al final se acercaron.
- ¡Hola Violet! -dijo Brad y Jeremy le volvió a pegar- ¡Auch! ¡¿Por qué fue eso?!
Jeremy se encogió se hombros
- Es que es divertido golpearte (nótese el sarcasmo) ¬¬. Buenas noches Violet, ¿Que tal? -preguntó con un tono más amable-.
Bradley era el tipo gracioso que nunca falta en un grupo. En cambio, Jeremy es el más educado, aunque casi nunca me creía toda esa caballerosidad, en el fondo es tan payaso como Brad.
- Bien chicos, ¿Que hacen? -pregunté algo divertida, iba a sorprenderlos en su jueguito-.
- Eehhh... Disfrutando de la noche ^^'' -dijo Brad-.
- ¿En la Sala Común? -pregunté con sarcasmo-.
- Eres un idiota -dijo Jeremy pegándole en el brazo por tercera vez- ¿Por que no se lo has dicho? -le regañó a Duncan- ¡Te hemos estado haciendo señas por mas de media hora! ¿Crees que no tengo cosas que hacer más que pasar la noche con este bastardo encerrado en la sala común?
- ¿Bastardo? -preguntó Brad algo confuso-.
- ¿Algo que decirme? -volteé hacia Duncan con otra expresión y otro tono de voz del que anteriormente había usado-...


Soorry por no haber publicado antes :(
Pero supongo que esta vez no tengo excusa 'xD
Espero que les guste el cap (aunque esta un poquito corto) 
PD: ¡¡Ga!! ¡¡Solo dos caps!!

2 comentarios: