domingo, 15 de mayo de 2011

CAPÍTULO 2: Asesina sangre pura

Capítulo 2: Asesina sangre pura...
A la mañana siguiente me levanté fresca como lechuga (bueno, ni tanto), me bañé, le gasté toda el agua caliente a Voldemort, me vestí y bajé a cocinarme algo. Estaba haciendo bien mi trabajo ^^
Al bajar estaba Voldemort alimentando a Naginni
- Aww... Miren, la lagartija tiene hambre ^^ -dijo con voz chillona-.
- Es una serpiente -dijo Voldemort irritado-.
- ¿Y que come?
- Cuerpos de gente muerta
- Pero que adorable ._.
- No entiendo como es que no te he matado
- ¡Por que somos familia! ^^ -dije con la misma voz chillona-.
- Bueno, alístate, a las 3 tendremos una reunión con los mortífagos y quiero asegurarme de que no me avergonzarás esta vez. Habrán más invitados hoy.
- De acuerdo (loco) ¿Tienes algo de comer? -pregunté-.
- Dile a Colagusano que te traiga algo
- ( ¬¬ ¿No puedes hacerlo tu?) Bueno gracias ^^ (¬¬)
Fui a la cocina y habían puras cosas como cerveza de mantequilla y eso... ¡¿Cómo sobrevivía sin ranas de chocolate?!
- Emm, oye, si tu Voldy, ehh... ¿No hay algo decente que comer en esta mansión?
- Primero: NO me digas Voldy, es ridículo. Y segundo: Todo es decente en esta mansión. Todo excepto tu y Colagusano.
- Wow... ¿No tuviste novia? Osea... ¿Nunca? Porque se nota que no entiendes a las mujeres y...
- ¡Callate y come lo que te dea la gana!
- *Amargaaado* -canté- Igual, le voy a pedir algo a Colagusano.
Estaba molestando al máximo a Voldemort. No se si eso era parte del plan pero me estaba saliendo muy bien ^^ Igual, esta tarde habrá una reunión de mortífagos y no pasará como ayer. Si alguien se atreve a hablar mal de mí, le lanzaré un maleficio imperdonable. Ya no seré más la niñita de la que se burlan. Fui a la tienda más próxima y me compré una empanada de calabaza. Estaba muuy aburrida pero no queria regresar a la mansión "lagartija que come el cuerpo de la gente muerta" ._. Al terminar de comer, pagué y cuando me disponía a salir de la tienda, juré por un momento ver a Draco salir de allí. Vaya, ya estoy alucinando. Esa calabaza estaba pasada de fecha. ¡Por favor! ¿Cuantos chicos rubios pueden haber cerca de la mansión Voldemort?
- ¡Ya llegó por quien llorabas! -grité al entrar a la mansión, pero no veía a Voldemort por ninguna parte- ¿Voldy? -pregunté- ¡Vooooooldyyyyyyyy!
Dí algunos pasos sigilosos cuando detrás de mí se cerró la puerta de un golpe y Voldemort apareció. Sin dejarme parpadear me lanzó un Crucio. Lo esquivé, por suerte. Siguió lanzandome maldiciones imperdonables, yo solo me defendía tratando de esquivar sus hechizos o con conjuros no muy buenos, hasta que se me ocurrió usar Protego y el Crucio que estaba a punto de darme rebotó hacia él, causandose daño a sí mismo.
- ¡¿Qué fue todo esto?! -dije sorprendida-.
- Una prueba -dijo el serio, usó un hechizo y toda la sala quedó como nueva- alístate, los mortífagos ya vienen.
Subí a mi "habitación" y me puse mi ropa de Hogwarts. Al bajar a la sala, estaban todos los mortífagos reunidos y para mi sorpresa:
- Ahora que son vacaciones de invierno -dijo Voldemort- la escuela estará más vacía. Y sin algunos estudiantes presentes, podremos vencer más facilmente a Harry Potter y a Dumbledore... A menos, que Harry no esté en el colegio... ¿Qué sabes tu... Draco?
- Yo... No lo sé -dijo nervioso- supongo que no va a ir con sus tíos -dijo cerrando los ojos esperando lo peor-.
- ¡Excelente! -exclamó Voldemort. Draco abrió los ojos- Entonces podremos ir y acabar con ellos facilmente.
- ¡Genial! -dije interrumpiendo y bajando las escaleras, llamando la atención de Draco- ¡Será como quitarle un dulce a un niño! Claro que a ALGUNOS de nosotros -dije mirando fijamente a Voldemort- eso se les hace más difícil.
Draco no lo podía creer. Acababa de insultar a Voldemort frente a él y no me había pasado nada. Se quedó sorprendido de verme allí y le hice señas para vernos luego.
Noté que habían más mortífagos que el día anterior, pero aun así, no llegaban a ser ni quince. Algunos me llamaron la atención, pero no me distraje al verlos.
- Violet -dijo Voldemort- veo que llegaste... Toma asiento ¿Quieres?
- Si claro, después de todo tu eres el jefe, jefe -dije en tono irónico- Me sentaré... aquí -dije señalando el asiento que estaba al lado de Draco-.
- Bien, entonces seguiré hablando -continuó Voldemort- ...........
- Draco -susurré- Draco ¿Me oyes?
- Sí, sí, te oigo, pero no entiendo qué haces aquí -dijo nervioso-.
- Yo tampoco entiendo lo que haces aquí -dije-.
- Después te lo explico.
- Lo mismo digo.
- ¡Ahem! ¿Algo que compartir? -nos dijo Voldemort-.
- Si, ¿Por qué tu no tienes una cicatriz tan genial? -dije desafiante-.
- Que... Adorable -dijo Voldemort tragándose las palabras que me quería decir-
Draco se estaba muriendo de nervios por dentro, era divertido verlo así. Se veía tan... Manejable...
- Bueno, si me estabas oyendo, ¿Que te parece mi plan? -dijo serio-.
- Bien supongo... Después de todo es tu funeral ¿No? -dije sin inmutarme, viendo mis uñas- En realidad, tu ni siquiera estás vivo... 
Un mortífago se enojó y grito:
- ¡Ya no aguanto más que insultes al Señor Tenebroso! -dijo dispuesto a lanzarme una maldición-.
- ¡Expelliarmus! -me monté en la mesa y me dirigí donde se encontraba el mortífago dispuesto a atacarme, ahora suplicando, me arrodillé y le susurré: ¿Sabes lo que te espera no? -dicho esto- ¡Crucio!
El mortífago se retorcía del dolor causado por mi hechizo, el cual repetía sin piedad. Pronto, comenzaron a salirle heridas y cortaduras profundas en la piel.
- Apuesto a que quieres que termine ¿No? -dije loca por el poder. Volteé a ver a Voldemort, si me impedía matarlo no lo haría, pero el asintió con la cabeza- Avada Kedavra -dije casi como un susurro, viendo al mortífago muerto a mis pies-.
Todos quedaron sorprendidos viendo la escena, especialmente Draco, nunca vió ese lado oscuro de mí. Al terminar, el mortífago había muerto. Sabía lo que me esperaba en Azkaban. Suspiré.
- Y esto es solo un ejemplo -dije sin alzar la voz- de lo que ocurrirá con el próximo.
Dispuesta a regresar a mi puesto, Voldemort 'tosió' y dijo.
- Asombroso espectáculo Violet -dijo- ¿Por qué no te quedas allí? -agregó-.
- Mas o menos para qué -pregunté desafiante, aun estaba embriagada por el poder-.
- ¿Sabes a quien acabas de matar?
- ¿Debería?
- Rabastan Lestrange. Hermano de Rod...--
- ¿Quiere ir al punto? -dije irritada-.
- El ocupaba un puesto 'importante' entre mis aliados -dijo- Ahora, tú te encargarás de ocuparlo, después de pasar algunas pruebas claro... ¿Aceptas?
No sabía que hacer. Todos me miraban con admiración, celos y rabia. Excepto Draco, el me miraba con ojos de dolor que parecían gritarme que no aceptara. Esto me convenció. Además, tenía un trato con Dumbledore.
- Acepto -dije, estrechando su mano- Ahora... Dime acerca de esas pruebas...
Voldemort sonrió.
Holaa! Como se encuentran?
Espero que les haya gustado el cap
Comenten plis! Grax ^^ 

No hay comentarios:

Publicar un comentario